General

Los premios Goya



Nominados Premios Goya 2014La inminencia de los premios Goya en su edición número 28 y prevista su celebración gracias a la colaboración del Gran Casino de Madrid en esta ocasión, incita a una breve reflexión sobre la imperiosa
necesidad de reinventar un evento algo gastado que se retroalimenta de unos parámetros por lo general victimistas enrededor siempre del apoyo, o más bien su ausencia, por parte del público español,
consumidor al parecer de productos audiovisuales extranjeros -americanos por norma-. En consecuencia de esta carencia de soporte económico directo en taquilla, surge de modo indefectible la
subsiguiente demanda, a priori y posteriori, de las habituales prebendas, subvenciones, empujes e inyecciones que posibiliten la permanencia de tanto los talentosos como los mediocres a bordo del bote del erario público.

El tanto en cuanto no se flexibilice y mejore las líneas de comunicación del gremio del cine con su público, que es el que debe otorgar el beneplácito de su dinero entregado libremente para el consumo libre de los productos de su libre elección, poco o nada se avanzará en la consecución de una mejora de la trasnochada estructura de la academia. Más si cabe en la relación distributiva de salas y productoras, empeñadas estas últimas en un modelo de negocio obsoleto y destructivo para con los restos del Séptimo Arte que todavía buscan, cual soldados de fortuna su supervivencia en el estado español.