Hace mucho, mucho tiempo, en una época lejana, muy lejana, la música realizada para la gran pantalla se escribía con letras mayúsculas. No hablo de la época dorada del cine –de los años 30 a los 60- sino de la década de los 80 y sobre todo de la de los 90, un periodo de tiempo que parió, por así decirlo, una descomunal cantidad de trabajos que revisados hoy día dan buena cuenta de lo que está sucediendo en la actualidad. Una vez más es el sello Intrada el que recupera, para deleite de sus fieles seguidores, la obra completa de James Horner, “A Far Off Place”, una película producida por la factoría Disney y la productora de Steven Spielberg Amblin. Dirigida por Mikael Salomon la película está hecha a la medida de Mr. Horner que por aquel entonces atravesaba el mejor momento de su carrera. Trabajos tan relevantes como “The Land Before Time”, “Braveheart”, “Legends of the Fall” o “Searching for Bobby Fisher”, algunos de sus grandes opus, posibilitaron que Horner pudiera competir en igualdad de condiciones con las grandes obras de Goldsmith, Williams, Poledouris, Barry o Morricone, quizás los cinco músicos más representativos de estas dos décadas. Revisada con cierta nostalgia veinte años después, “A Far Off Place” vuelve a dejar las mismas sensaciones que hicieron de este trabajo uno de los más queridos y buscados –durante años fue una verdadera odisea encontrar algún ejemplar- por su legión de seguidores.

La edición de Intrada recoge todo el material –más de una hora de música- que Horner escribió para esta producción, aunque en honor a la verdad hay que decir que los nuevos temas (“Nonnie Escapes/First night out”) no aportan nada nuevo al conjunto de la obra. “A Far Off Place” se articula a través de un poderoso y descriptivo leitmotiv (“Main Title”) apoyado en la expresividad del shakuhachi al que Horner sabe sacar el máximo partido realizando sutiles variaciones (“Memories/Gemsbok Gift”) que refuerzan las partes más sensibles de la historia. Otro aspecto importante de la partitura es la música de acción creada para las escenas más violentas de la película, música intensa y contundente (“The Swamp/Sandstorm”) donde Horner empezaría a demostrar su gran habilidad para reciclar material preexistente. Como suele ser habitual en su extensa discografía Horner deja para el final lo mejor, creando una suite espectacular (“Epilogue/End Credits”) donde la cuerda y la trompeta dialogan para describir la felicidad del reencuentro, la misma felicidad que produce volver a escuchar uno de los trabajos más añorados de James Horner.

Esta nueva edición de “A Far Off Place” solo es apta para intrépidos coleccionistas, pues aunque contiene más música que la edición anterior publicada también por el sello Intrada, la nueva disposición de los temas y la escasa duración de los mismos hacen que este trabajo solo sea idóneo para nostálgicos y seguidores del maestro.

Reseña de Antonio Pardo Larrosa.