Las prioridades profesionales de James Newton Howard parecían estar suficientemente claras como para que los seguidores de su música pudiéramos esperar más bien pocas sorpresas a estas alturas. Instalado en la zona alta de la tabla, no se le adivinaban motivaciones más allá de la posible taquilla de la siguiente película en la que colaborar y el cheque a juego. Pero lejos de ser un compositor obsoleto como indicaban últimas creaciones de calado tan bajo como “Pawn Sacrifice” o la saga “The Hunger Games“, Howard resurge -al menos parcialmente- de sus cenizas con este nuevo trabajo que se incluye en el saco de los títulos puntuales (“Nightcrawler” “Maleficent“) que por unos motivos u otros le empujan a componer páginas más dignas, personales y elaboradas que su catálogo de clichés de última generación.

El arranque no puede ser más prometedor con un tema, “Concussion” entre melódico y épico, que transmite nobleza y superación mezclando cuerda, metales y percusión electrónica marca de la casa. La pista “Dr. Bennet Testifies” presenta un agradable motivo de tres notas para teclado y suave acompañamiento de los inconfundibles violines del Howard lírico más añorado, y contrasta con la siguiente línea conceptual que se abre en “Strzelczyk visits Webster” y continúa con “Jacked Up” (retomando parcialmente el tema central) o “Strzelczyk loses It”, volcada en una agresiva sonorización sintética entre caótica y lacerante, sin duda buscada para ilustrar el efecto desestabilizador sensorial necesario, pero de áspera audición aislada. El único lastre de la banda sonora de “Concussion” de James Newton Howard como experiencia musical autónoma, es la insistencia discográfica por sobre-representar este material (“Shakespeare”, “Hello little one”, “Prema followed”), siendo por lo demás acertado y lógico en su construcción y aplicación.

El apartado melódico mejora con mucho al previo industrializado, con suaves momentos para cuerda como el segmento final de “Head as a Weapon”, “Bennet and Prema” o “I Am Offended”, donde efectos electrónicos y teclados acompañan con inusual delicadeza a las imágenes. La pista más extensa del trabajo, “Published Marry Me” mezcla varias ideas sonoras (misterio motívico, electrónica y lirismo contenido), sugiriendo sensaciones con sutileza sin perder el diálogo interno ni la progresión dramática, lo que da muestra palpable de que la capacidad y calidad del músico aun siguen ahí, como ratifican pistas posteriores como “Tell the Truth”, el tema central recuperado en “Be at peace” o la esperanzadora, exultante y reflexiva “Bennet´s Decision”. La coda final de “End Tiltles”, colorista y animosa donde las secciones de la orquesta juegan y dialogan melódicamente entre sí con el apoyo de precisos efectos sintéticos, pone el broche a la estimulante banda sonora de “Concussion” de James Newton Howard.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.