El planteamiento musical de la banda sonora de “I Am Legend” de James Newton Howard es el de reflejar la soledad y aislamiento del protagonista con una melodía afligida y melancólica, muy similar en intenciones a la de Alan Silvestri para “Cast Away”. El film apenas emplea música con cualidades emocionales hasta pasada su primera media hora, pues tan solo una fugaz y ténebre sonoridad ambiental para la apertura se escuchará con las imágenes. El corte “Deer Hunting”, escueto y sobrio en su ilustración de la secuencia de caza inicial por la ciudad, es la excepción a esta regla. Una vez asentada surge el tema central en “My Name Is Robert Neville”, iniciado por un lánguido solo de trompeta solista a cargo de Tim Morrison seguido de cuerda y orquesta desarrollando un hermoso adagio. Un tema recurrente al que se volverá a citar en pasajes como “Scan Her Again”, “Sam´s Gone” o “I´m Listening”, y que en esta primera aparición se cierra con una interesante sección de rítmica electrónica.

La pista “Evacuation” es un pasaje intenso y dramático en la línea del “Cedar Creek Exodus” de “Outbreak” o los “Main Titles” de “The Postman”. Durante su primera mitad se desarrolla con maestría el juego armónico de las cuerdas típicas de su autor, deconstruyéndose la melodía principal sobre un ostinato de halo trágico, mientras que en la segunda parte del mismo la música se torna cuasi mística en su desarrollo del tema central con el empleo de coros y vocal solista, esgrimiendo una orquestación muy cercana en intenciones a “Flatliners”. Los pasajes de acción, surgen con fuerza en cortes como “Darkseeker Dogs”, una potente pieza de brillante desarrollo y estupenda sonoridad (trompetas con sordinas ejecutando agresivas reverberaciones e inusuales efectos sintéticos), o “The Jagged Edge” un arrollador ejercicio de polirritmia y contundencia orquestal, donde se da cita la agresividad atonal con un trepidante desarrollo sincopado al mejor estilo de “The Fugitive”.

La pista “The Pier” presenta un desarrollo melódico coral acabalo entre la épica trágica y un lacerante dramatismo para metales que se resuelve liberador. El contraste lo tenemos con pasajes mas livianos como “Can They Do That?” o “I´m Sorry”, con el piano como contrapunto intimista y que se remata con la ampulosidad final de “Reunited”, la pista más extensa de la banda sonora y de “Epilogue” que finaliza el disco con el tratamiento más intenso y esperanzador del tema central. Manteniendo en todo momento un nivel de calidad más que notable la banda sonora de “I Am Legend” de James Newton Howard es una partitura pulcra y trabajada al detalle donde la artesanía se da la mano con el espectáculo, convenciendo en ambas vertientes.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.