La banda sonora de “Siete Mesas de Billar Francés”, de Pascal Gaigne, es una partitura sencilla, algo esquemática en su propuesta temática, pero plenamente satisfactoria en desarrollo y cualidades melódicas, aportando cuatro temas destacados que harán de cauces musicales emocionales y narrativos. La predominancia del piano se hace notar de forma casi continua durante toda la partitura, empezando por el primero de los temas que da título al film, “Siete mesas de billar francés”, que abre el disco asociando su sonoridad y estructura a la melodía principal de “Le Cou de la Girafe”. Una suerte de vals para piano y cuerda que aúna melancolía con ribetes cómicos y que llegará a aparecer hasta tres veces en distintas versiones posteriores. Más interesante, aunque igualmente familiar en formas sonoras, resulta el segundo tema “Avanti”, un animoso scherzo del que también encontraremos diversas variaciones a lo largo del score y que puede recordar a un vivaracho Elmer Bernstein en su mejor época.

El drama se aborda con mezcolanza de sentimientos en los cortes “Reflexiones” y “Casi silencio”, ejercicios de contención ambos, destacando en ellos la conmovedora cuerda que acompaña al primero y el piano del segundo. Al igual que los iniciales temas más deudores de la rítmica, los momentos pausados también experimentan varias apariciones e incluso se intercalan con aquellos como se puede apreciar en la segunda parte de “Casi silencio”. De este cuarteto temático tan solo se escapa una pieza autónoma, que destaca dentro del mismo por su carácter puramente diegético; la pista “Xi-Xi” que desgrana un pasaje oriental pulcramente escrito y ejecutado. La conclusión final de “Umbral”, aglutina varios de los temas importantes, dando cuerpo a una conclusión lógica para banda sonora de “Siete Mesas de Billar Francés”, de Pascal Gaigne, que consigue convencer con un recorrido hermoso y honesto.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.