La banda sonora de “Spider-Man: Homecoming”, de Michael Giacchino, presenta una nueva visión musical del famoso amigo y vecino trepamuros newyorkino. Tras las aportaciones de Danny Elfman, Christopher Young, James Horner y Hans Zimmer, el trabajo de Giacchino se enmarca dentro de su línea estética orquestal más reconocible, sin perder por ello las líneas sonoras referenciales (asociación temática sinfónica, ligereza, frenetismo cuando es pertinente) con las que se ha identificado a Peter Parker y su alter ego super heroico en todas las versiones fílmicas modernas del personaje. De hecho, el habitual respeto y cariño referencial de Giacchino por sus mayores le llevan a ejecutar como obertura una breve, trepidante y musculosa versión del clásico tema central televisivo compuesto por Paul Francis Webster y Robert Harrris en “Theme (from Spider-Man)”. Acto seguido, el músico despliega sus recursos en la aventura, impregnado esta vez por el tono liviano oportuno, comenzando con una cita al tema central de Alan Silvestri para Los Vengadores en “The World is Changing”, que repetirá al cierre en “A Stark Contrast”.

Giacchino crea -por supuesto- su propio tema para Spider-Man, que usará continuamente de diversas formas, desde el reclamo cómico, hasta el noble y heroico. Se trata de un pegadizo motivo de seis notas introducido plenamente en “Academic Decommitment” con jocosidad y juego instrumental variado que continúa en “One a Ned-to-Know Basis”. Como opuesto a este, el músico aporta un tema para el villano con ecos a Jerry Goldsmith en “High Tech Heist”, de aire entre bufo y sincopado con coda amenazadora, y los confronta por primera vez en “Drag Racing/An Old Van Rundown” y con mayor intensidad en “Monumental Meltdown”. El tono retro de las guitarras y los metales reverberados de “Webbed Surveillance” parecen evocar a Elfman y a Horner al mismo tiempo. Por supuesto hay material de relleno intrascendente (su inclusión son un error de engorde de la edición discográfica) como “The Baby Monitor Protocol” o “Boatload Trouble Part 1”, de constantes rítmicas y cíclicas sostenidas, pero Giacchino los compensa con pasajes de acción inconfundibles como “Boatload Trouble Part 2”, “Ferry Dust Up”, de fanfárrica conclusión, la exultante versión del tema central en “Bussed a Move” o el espectáculo a lo John Williams de “Lift Off”.

También hay espacio para interludios líricos como “Stark Raving Mad” de dulce aire folk y una dulce melodía para madera en “No Vault of his Own” de la que se echa en falta más desarrollo (solo la volveremos a escuchar en la suite final), o el misterio bien construido de “Pop Vulture”, antes de llegar a la apabullante recta final de acción con “Fly-By-Night-Operation” y “Vulture Clash”. El compendio de “Spider-Man: Homecoming Suite” pone el broche a la banda sonora de “Spider-Man: Homecoming”, de Michael Giacchino, que deviene en un agradable crisol conceptual en el que se rinde homenaje a todos los predecesores musicales del personaje, al tiempo que el músico imprime su firma personal con simpática precisión. Se echa en falta mayor libertad creativa y algo de inspiración, pero teniendo en cuenta que se trata de la tercera versión cinematográfica contemporánea del personaje y que viene presentada bajo el paraguas hiper regulado de Disney/Marvel, el resultado es bastante meritorio.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.