La banda sonora de “Storks” (“Cigüeñas”), de Mychael Danna y Jeff Danna, supone un ejercicio de continuidad en la relación laboral y fraternal de los Danna dentro y fuera del género animado infantil. Los trabajos previos de Mychael para esta categoría cinematográfica en títulos como “The Good Dinosaur” (2015) -junto a su hermano- o “Surf´s Up” (2004) -solitario- le acreditan como una elección segura a la hora de cumplir con los parámetros y codificaciones genéricas habituales. Por otro lado el entendimiento de la colaboración entre Mychael y Jeff se nota plenamente afianzado en la banda sonora de “Storks”, algo que tras composiciones previas tan diferentes entre si como “Green Dragon” (2001), “Tideland” (2005), “The Imaginarium of Doctor Parnassus” (2009) o la serie de televisión “Camelot” (2011), resulta más que evidente.

La partitura cumple con todas los requisitos del género, desde un épico tema inicial para coro, percusión y metales en “Stork Mountain” y su continuación en “Our New Phones”, como la inmediata música incidental que bascula entre el previsible mickey-mousing de buen acabado (“I Want a Baby Brother”, “Monumental Screw Up”) y acertadas ideas descriptivas de orquestación (“Boss”, “Bored, Bored, Bored”). Pasajes de aires heroicos y aventureros como “Orphan Tulip”, o de acción contundente como “Ninja Force Attack”, se mezclan ciertos toques rítmicos entre rockeros y de big band en “The Baby Factory” y “Good Day Orphan Tulip”. Incluso se permiten los Danna ciertos arrebatos de creatividad jazzística en “Wolf Pack” y “Wolf Pack Minivan”, así como el homenaje a Ennio Morricone en “Sphericus” o la fusión ecléctica de “A Million Babies” y “Destroy the Baby Machine”. Todo ello tamizado por un sencillo y dulce tema lírico que aparece en pistas como “Deliver This”, “You´ll Find Your Family” o “Tulip´s Family”, haciendo de la banda sonora de “Storks” un trabajo agradable que intenta, con cierta variedad de colorido, aportar algo de sabor diferenciador sin llegar a conseguirlo del todo.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.