La música en las películas de John Carpenter, también obra del realizador, no pocas veces ha elevado la categoría de sus creaciones a largometrajes de culto en trabajos tan directos y tajantes en la simplicidad de sus propuestas como “Assault on Precint 13” (1976), “Halloween” (1978)o “The Fog” (1979). Una sola idea sonora bien desarrollada soluciona en el cine problemas de montaje, agiliza la trama, crea la tensión apropiada en el momento preciso y cuando va incluso más allá y traspasa los límites de la pantalla para incrustarse en la memoria colectiva del espectador, del oyente o del aficionado, se convierte en un clásico de culto. El artista norteamericano representa un ejemplo de creador innato que se salta todas las normas y convencionalismos aplicados a la banda sonora desde un prisma convencional para trascender con su trabajo en contra de todo pronóstico. Solo los grandes pueden hacerlo y además hacerlo bien. Además, cuenta como ventaja adicional que sus virtudes sonoras -de forma extraordinaria- donde mejor quedan reflejadas es en una compilación de los temas principales más destacados de sus películas.

El excelente criterio seguido para la selección de “The Essential Film Music Collection” de John Carpenter, rescata de maravillas como “Assault on Precint 13” con un sonido cuidado, sus dos temas emblemáticos, “Main Title” y “Julie´s Theme”, así como los míticos temas centrales de “Halloween”, “The Fog” o “Escape from New York”. En esencia la música de Carpenter se puede reducir a su tema central y a los motivos atmosféricos que envuelven las imágenes surgidos de esos temas. Esos se recogen aquí en sus versiones originales y en fantásticas versiones mix de algunos de ellos (la que abre el disco es antológica). Asimismo, la música ajena al autor creada para los escasos films propios que no firmó el mismo ha sido seleccionada con el mismo buen criterio, escogiendo de la banda sonora de “Starman” de Jack Nitzsche y “The Thing” de Ennio Morricone precisamente los temas más cercanos en esencia a la concepción minimalista y obsesiva del realizador, aparte del clásico tema “Bad to the Bone” de George Thorogood usado en “Christine”. Se incluyen también los temas más importantes de “Big Trouble in Little China”, “Dark Star”, “They Live”, “Prince of Darkness” y la destacada “The Village of the Damned” con el desarrollo íntegro de la marcha de los niños, de implacable y pegadiza melodía, una de las mejores piezas de toda la carrera musical del autor.

Se prescinde acertadamente de sus restantes composiciones demasiado alejadas de la esencia carpenteriana (véanse las más ruidosas y menos memorables en sus temas centrales “In the Mouth of Madness” o “Ghosts from Mars”), haciendo del criterio estilístico de selección una guía impecable del repertorio musical y el legado de John Carpenter.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.