Muchos han sido los intentos de adaptar la maravillosa historia de “Le Petit Prince” (“El Principito”) escrita por Antoine de Saint-Exupéry y convertida en un clásico de la literatura universal por méritos propios. Ya sea en forma de película musical, obra de teatro o ahora, film de animación. Es de suponer que lo seguirán intentándolo sin lograr alcanzar a su original como ha ocurrido hasta la fecha. La banda sonora de “The Litte Prince”, compuesta al alimón por Hans Zimmer y Richard Harvey (autor de estimables partituras como “Animal Farm” (1999) o “Lutero” (2003)), secundados ambos por unas hermosas canciones de Camille -a la que el aficionado a la música de cine recordará por su participación en “Ratatouille” (2007)- supone un ejemplo de música bien construida a cuatro manos que sin salirse de los patrones habituales del género, cumple con su cometido audiovisual y regala una experiencia sonora gratificante.

La pista con la se abre el disco, “Preparations”, expone un sencillo y hermoso tema, primero desarrollado para piano y luego para plena orquesta con flauta destacada. Se retomará en un tan solo un par de momentos posteriores, siendo el más destacado “Ascending”. Pasajes entre impresionistas, minimalistas y de tono mickey-mousing (con ciertos aires a Desplat) como “The Life Plan”, “Driving” y “Stars”, dan paso a otros más cercanos a la comedia bufa más incidental como “The Interview”, “Top Floor Please” o los ineludibles pizzicati convertidos en un animoso scherzo durante “Getting on with it”. La inclinación hacia lo lírico de carácter aventurero y misterioso surge en “Amongst the Coins”, mientras que el momento crucial, “Draw me a Sheep”, propone un onírico ejercicio de belleza sostenida. Otro pasaje notable es “The Absurd Waltz” por su acelerado aliento sinfónico, que continúa en “The Journey” y “Recovery”, para dar paso al drama con intervención coral en “Trapped Star” y vocal en “Finding the Rose”. Es por su variedad, gentileza y sencillez a la hora de abordar las emociones del relato, que la banda sonora de “The Little Prince” de Hans Zimmer y Richard Harvey ofrezca una audición tan agradable.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.