En lo que ya no puede considerarse una racha sino más bien el continuado síntoma de una salud de hierro, el compositor parisino Alexandre Desplat mantiene su estajanovista ritmo de trabajo y colaboraciones con realizadores amigos y conocidos año tras año, banda sonora tras banda sonora. En esta ocasión vuelve a repetir con George Clooney tras la excelente “The Ides of March”, entregando un trabajo musical de quizás poca originalidad de planteamientos pero indudablemente exitoso en cuanto a resultados compositivos en su disfrute auditivo aislado en disco.

Desplat se siente obligado a beber de las fuentes históricas del género bélico sito en la Segunda Guerra Mundial, empleando para ello las referencias estilísticas de John Williams y Elmer Bernstein (e incluso ecos a Maurice Jarre). Del primero se atisba en su eco americano adoptado por Giacchino para la saga de videojuegos “Medal of Honor” un solo de trompeta inicial a la Tim Morrison y ciertos giros melódicos. Del segundo la marcha militar final de tintes humorísticos, así como la estructura de algunos pasajes de acción. Pero incluso con estas referencias el músico consigue desarrollar un trabajo autónomo y consistente, variado y fluído en el que su amplitud de registros queda patente en todo momento.

A las virtudes de la música se le añade un buen trabajo de compilación discográfica, que presenta una extensa pero bien tramada selección musical con una canción de cierta relevancia dramática al final. Otra banda sonora recomendable más de un Alexandre Desplat que sigue en buena forma.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.