La música de cine europea cuenta con una desventaja táctica frente a la mayormente admirada americana, que no es sino la repercusión internacional de las películas en las que viene encapsulada. Saliendo de estos términos, la riqueza compositiva, conceptual y variedad de su aportación al sustrato audiovisual fílmico no tiene nada que envidiar a la meca de Hollywood. Es más, en los últimos tiempos el estancamiento y regresión a los que se ven forzados los otrora grandes compositores americanos fuerza a encontrar mejor materia prima en el viejo continente y aunque la banda sonora de “The Return of the Musketeers” (1989) de Jean-Claude Petit no sea precisamente un ejemplo de novedad, su validez como botón de muestra en el género de aventuras -uno de los más demandados por el aficionado al sinfonismo orquestal- no tiene réplica. Aunque este trabajo ya contase con una edición previa bastante difícil de localizar, es gracias al nuevo lanzamiento de Quartet Records que podemos disfrutar de nuevo en todo su esplendor de esta joya musical, tanto con renovado sonido como de contenido inédito adicional.

La partitura arranca festiva y arrolladora con su luminoso y colorista tema central en “Opening” que desgrana tanto con el clavicordio inicial como con sus fanfárricas formas barrocas posteriores toda la ambientación temporal, local y descriptiva necesaria para el relato del reencuentro de los famosos mosqueteros de Alejandro Dumas. Los deliciosos pasajes diegéticos barnizan con elegancia el trabajo en pasajes como “Royal Dance”, “Queen´s Quintet” o “Royal Balloon”, mientras que la comedia ligera incidental en forma de mickey-mousing polifónico de “Aramis Boudoir” mezcla con gracia trompetas con sordina, mandolina, maderas y violines que ejecutan innumerables piruetas y arabescos, citando el tema central de forma alegre. Esta melodía conocerá soberbias variaciones como la ejecutada en “Athos & Son”, donde un motivo secundario igual de jovial y más dinámico si cabe se desarrollará e intercalará con el tema principal. El misterio y la acción también ocupan su lugar en elaborados pasajes como “Beaufort´s Escape” en el que se desgrana un nuevo motivo en forma de scherzo tras una lúgubre introducción, o los destacados “Justine´s Lair”, todo un ejercicio de polirritmia instrumental, “Ship Fight”, trepidante pista de gran riqueza en la orquestación y el mejor fragmento de todos “Justine´s Last Stand”, que aúna el heroísmo más noble y fanfárrico con poderosas intervenciones percusivas y que nada tiene que envidiar a John Williams en sus mejores momentos.

Por supuesto Petit no deja pasar la ocasión de componer un delicado y romántico tema de amor en “Souvenir d´Amour” con clavicordio y lírica cuerda. Se guarda una heráldica intervención final para metales en “King Returns” y retoma plenamente desarrollado el tema central con vibrante energía en “Twenty Years Later”, que cierra de forma exultante el contenido del álbum original. Acto seguido se incluyen seis nuevas pistas de material no editado con anterioridad (ofreciendo misterio sinuoso y lúgubre en “Justine´s Crime”, una vivaracha versión del tema central en “To England” o el divertimento de “La Fuite du Roi”) que suman alrededor de nueve minutos de música tan excelente, elaborada y brillante como la del resto de la banda sonora de “The Return of the Musketeers” de Jean-Claude Petit.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.