La banda sonora de “The Simpsons Movie” de Hans Zimmer, junto a su legión habitual de ayudantes, arreglistas, orquestadores y compositores adicionales, es un trabajo variado y amable, disperso por necesidad dadas las características de la película a la que acompaña (básicamente un amable y funcional mickey-mousing melódico en el que todo vale), tan fácilmente digerible como una rosquilla; momentáneamente placentera, pero inevitablemente pasajera. Parte de un sencillo y efectivo tema de aire circense en “Trapped Like Carrots” que hará las veces de motivo central a lo largo de la exposición temática, aportando animosos y dinámicos fragmentos de acción anárquica como “Release the Hounds”, así como momentos heroicos en “… Lead, Not to Read”, aires americanos a lo Copland durante “Why Does Everything I Whip Leave Me?” o un scherzo para piano y pizzicatos rematado en un exagerado vals durante “World Fattest Fertilizer Salesman” por ejemplo.

El puntual uso del tema central de Danny Elfman para la serie de televisión en “What´s an Epiphany?” o “Thank You Boob Lady” resulta entrañable y su versión rítmica en uno de los cortes más extensos de la edición, “You Doomed Us All… Again”, introduce además potentes percusiones marca de la casa. Otros instantes más destacables surgen en los breves “Bart´s Doodle” y “Spider Pig”, que dan color al conjunto, mientras que por el contrario la versión electrónica con el tema principal creado por Zimmer que cierra la banda sonora, estropea en parte la concepción motívico sinfónica que se había establecido con el ideario anterior, aunque consigue arrancar momentos de cierta inspiración pese a que su vis cómica general se reduzca a la efectividad simplista de unos clichés en exceso manidos y utilizados muchas veces antes en cualquier comedia animada previa. Se podría decir que en la banda sonora de “The Simpsons Movie” de Hans Zimmer no existen errores de bulto, pero los aciertos no son demasiado meritorios, haciendo del conjunto un agradable recorrido por los lugares comunes del género.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.