La banda sonora de “Amores Locos” de Juan Bardem juega con un romanticismo de tono melancólico y orquestación barroca al tiempo que usa unos dinámicos tintes minimalistas con figuras al piano que recuerdan al mejor Pascal Gaigne. El tema central de “Títulos Iniciales” se desarrolla como una suerte de vals, con tintes volátiles y de cierto carácter ensoñador, que da paso al empleo del clavicordio como elemento de traslación temporal en “Primera Lección de Virginal”. La acertada mezcla de estos elementos surge en “Segunda Lección de Virginal” y la sutil variación del tema central la tenemos en “Pensando en Julia”. Un nuevo e intenso motivo para cuerda, de connotaciones tanto obsesivas como románticas, aparece en “Los Dos Lados”, mientras que el lirismo se desata en la bellísima “Tercera Lección”, uno de los pasajes más destacados de la partitura, cuya calidad e intensidad continúa con la arrebatada pieza “El Fuego”.

Alcanzado el ecuador de la obra, destacan de aquí en adelante la maravillosa brevedad barryniana de “Cuido Tu Sueño” y “Dormir”, tanto como la progresión en el tratamiento temático, sucesivamente más dramático y desesperado de “… y tirar la llave” o lo abiertamente esperanzador de “¿Lo Intentamos?”, para cerrarse con una magnífica revisitación circular del tema inicial en “Títulos Finales”. Tenemos por lo tanto con banda sonora de “Amores Locos” de Juan Bardem una obra trabajada al detalle, rica, técnicamente exquisita y si bien no ofrece sorpresa alguna, se consolida como una partitura de las que ya no abundan por el panorama contemporáneo patrio; expresiva, emocionante, concisa e inteligente en su aplicación audiovisual, uno de los mejores trabajos de su autor hasta la fecha. Merece la pena dedicar unas palabras a su edición discográfica, producida por Quartet Records, ya que se trata de un cuidado digipack con notas del compositor y reproducción de fragmentos de las partituras originales con los temas destacados, así como detalles técnicos y fotografías a color.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.