La banda sonora de “Cherry 2000” de Basil Poledouris ha sido más conocida por el aficionado a la música de cine por ser uno de los grandes iconos del mundo del coleccionismo discográfico hasta las sucesivas reediciones oficiales (Prometheus o Intrada, aparte de los discos piratas y bootlegs de dudosa procedencia) de su legendaria serie original, Varése CD Club, que alcanzó un precio de venta en subasta de 2500 dólares, que por sus méritos musicales intrínsecos. El propio Poledouris definiría perfectamente en su momento esta composición como su “triple m”, aludiendo dicha sentencia a la ecléctica fusión musical de Mozart, Morricone y Moroder que ejecutó en ella. Mezclando en su aproximación futurista el lirismo propio del compositor con un delicado y envolvente tema de amor desarrollado para cuerda en “Main Title” y posteriormente en “Cherry Shorts Out”, junto al tono de spaguetti western del tema central de pegadiza melodía con reminiscencias a la obra del maestro italiano que hace su aparición en el corte “Photograb” y que se versiona por completo con imaginativos efectos minimalistas electrónicos en “Lights On” hasta alcanzar un momento épico a la “Robocop”.

El corte “E Flips Sam” se inicia con una inconfundible melodía para oboe a partir de la cual el compositor nos propone líneas y variaciones sobre la misma (algunas de ellas magistrales como la que se puede encontrar en “Moving”) portentosas, conjugándose con ellas pasajes de enorme fuerza, gran belleza, dinamismo y cinética polifonía como “Magneto”, “Thrashing of Sky Ranch”, “Drive” o el soberbio “End of Lester”. Incluso introduce algún corte de aire cómico como “Drop´Em”. Toda la banda sonora se desarrolla con imaginación (baste citar el corte “Water Slide” con su mezcla de efectos electrónicos y empleo de la orquesta) y sorprendente frescura pese a su edad y el paso de las modas. El uso de unos sintetizadores que al mismo tiempo que han envejecido también se han convertido en acreedores de una expresividad inocente y entrañable, se unen a la -esta vez excelente- Hungarian State Opera Orchestra para dar cuerpo a la memorable (más allá de su iconografía discográfica) banda sonora de “Cherry 2000” de Basil Poledouris.