La banda sonora de “Explorers” de Jerry Goldsmith es una maravilla de incontables recursos narrativos desde su comienzo, donde el “Main Title” desliza misterio electrónico con la aparición del motivo dedicado a los sueños del joven protagonista, pasando a la rítmica enérgica de uno de esos inconfundibles temas de barrio en “Sticks and Stones” y su variación aligerada en la primera mitad de “Free Ride”, reforzado por pequeñas piezas de orfebrería audiovisual como el ágil scherzo de “Lori/Intervention” o el poso melancólico de hermosos tintes impresionistas de “Home”. La variación sobre dicho tema y la aparición de un nuevo motivo que se recuperará con irónicas intenciones durante el final de “Fast Getaway”, ofrece mayor enjundia al comentario musical dedicado a las peripecias cotidianas de los protagonistas. El elemento fantástico surge remarcando el aparato electrónico con el empleo de figuras rítmicas y ostinatos que conversan en animosos diálogos polifónicos, livianos como “The Bubble” y “Cazed Bubble/Fuse Box” o potentes como la segunda parte de “Free Ride”, y la tensa urgencia in crescendo de “No Air”.

En cuanto a material puramente aventurero lo encontramos desarrollado en “Peek-A-Boo” y “The Prospect”, que anuncian con sutileza y emoción contenida la explosión que va a acontecer en el clásico “The Construction”, uno de los más poderosos y vibrantes temas heroicos del Goldsmith de los ochenta. No se satura la partitura con el sino que se convierte en objeto de ocasionales y exquisitas variaciones de calado nostálgico con la intervención de la armónica en “The Roof Top” y “The Thunder Road” o de pletórico ímpetu como el arranque de “First Flight”, coloreado por una portentosa sección de percusión polifónica para xilófono y pícolos, que se remata con festivas apariciones de la frase central. “Fast Getaway” es la primera gran set-piece musical donde el músico comprime y estira los tempos a su antojo. Los efectos de extrañamiento se intensifican con breves pasajes como “Wait Up”, chispazos de acción inconfundibles como “The Spider”, la versión más dulce del tema central durante “We Come In Peace” y sugerentes efectos ondulantes que vaticinan el boogie alienígena en “Alien Love Call”, para alcanzarlo de pleno en “She Likes Me”, siendo otro de los pasajes más destacados con un tema de aires rockabilly y bufonescos, pegadizo y tremendamente simpático.

La pista “Gifts/Home Flight” es otro prodigio de ensamblaje audiovisual donde el compositor combina y superpone ideas, motivos y variaciones con brío y vigorosidad hasta concluir una triste rendición del tema de los sueños no cumplidos a su cierre. Pero el compositor se guarda lo mejor para el final en ese tour de force de esperanza y maravilla que es “Have a Nice Trip”, una montaña rusa de emociones donde todos los temas alcanzan su cenit, desde el del sueño en su más cautivadora aparición, como el boogie en su versión más enfática y contagiosa, hasta culminar la banda sonora con el tema principal pletórico y fanfárrico, que se cierra con una coda insuperable firmada por un músico en estado de gracia. La banda sonora de “Explorers” de Jerry Goldsmith es una lección magistral de música audiovisual, tan memorable dentro de las imágenes para las que se creó, como disfrutable en su audición discográfica.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.