No podemos esperar grandes sorpresas en el apartado musical de un blockbuster a estas alturas. Esto más que una opinión es una aseveración. De este modo la banda sonora de “The Maze Runner” de John Paesano ofrece exactamente lo que la película a la que acompaña promete. Grandes dosis de aparatosidad orquestal, desenfreno rítmico y envoltorio moderno cargado de espectacularidad. El nombre de este compositor sonará a los más curtidos en el formato televisivo, ya que ha puesto música a series como “Crisis” y títulos de animación como “Superman/Batman: Apocalypse” o la secuela catódica de “How to Train your Dragon” titulada “Dragons”.

Su aportación no deja de tener cierto atractivo desde un prisma superficial, pues su entramado sonoro expone cierto gusto por el sinfonismo melódico pasado por el tamiz actual del motivo cíclico de calado épico en lugar del desarrollo temático, pero incluso con la inconsistencia lírica inherente al producto moderno, se cuela entre las páginas de “The Maze Runner” algo de la complexión y robustez de Marco Beltrami en la elaboración de los fragmentos de acción, así como ecos a James Newton Howard, Trevor Rabin o el más moderno Ramin Djawadi. Una sucesión de referencias que mal digeridas provocarían empacho a cualquiera, pero que Paesano parece sobrellevar con cierta dignidad.

Su tema central, con aires a “The Last of the Mohicans” de Trevor Jones, pronto se diluye en una carrera hacia el frenetismo orquestal sin demasiada coherencia o progresión pero con grandes dosis de empuje y aparatosidad epatante por momentos. Aunque Hans Zimmer (con “Inception” y su trilogía para Batman a la cabeza como referencias) también hagan su aparición dentro de la partitura, si evitamos ser exigentes con los parámetros críticos, se podría decir que la banda sonora de “The Maze Runner” de John Paesano se deja escuchar.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.