A un ritmo constante y adecuado, Pascal Gaigne no solo se ha consolidado como uno de los músicos más importantes de nuestro país, sino de los más sólidos del panorama europeo por méritos propios. Su colaboración con el realizador finlandés Rax Rinnekangas se extiende con el título que nos ocupa y ratifica que la complicidad entre compositor y director resulta clave a la hora de obtener resultados satisfactorios en el apartado musical de cintas diferentes y atrevidas que navegan fuera del cauce comercial o estandar de la industria del cine. Es a esta cinematografía de calidad y contenido personal, a la que mejor le sienta la música de Gaigne, libre de direcciones estéticas preconcebidas, restricciones o líneas maestras exógenas.

La banda sonora de “Theo´s House” de Pascal Gaigne supone el mejor ejemplo de lo saludable que resulta para el músico de cine personal y capaz el contar con un director de confianza. Su música, eminentemente emocional y lírica se sustenta sobre dos frentes conceptuales abordados con un mínimo grupo instrumental para voz solista, piano y violonchelo. Primero una serie de (cuatro) canciones interpretadas por Ainara Ortega llenas de viveza y romanticismo, cantos a la esperanza que reflejan tanto en su música como su letra un optimismo romántico tamizado en ocasiones de cierta letanía melancólica o animosidad, según la ocasión lo requiera. Entre estas destacan “Reasons of Clara” y “Location of the Dream”. En segundo lugar la música incidental que transmite una mayor aflicción, si acaso tristeza o arrepentimiento contenidos, y que en sus fluidos diálogos para piano y chelo nos refleja de modo maravilloso toda la esencia del relato. “Theo´s House” y “Moonlight Solitude” vienen a ser los ejemplos corolarios de lo expuesto, siendo el resto de la composición igual de sólido, homogéneo y delicado.

Encontramos por lo tanto en la banda sonora de “Theo´s House” de Pascal Gaigne un nuevo ejemplo de la excelente forma y dulce momento profesional de un compositor que encadena uno tras otro proyectos satisfactorios que además tenemos la suerte de poder disfrutar en las exquisitas ediciones que Quartet Records nos ofrece. Para adquirir esta hermosa partitura que navega suavemente por el recuerdo, el amor, la soledad y los anhelos del corazón humano solo tienes que acceder al siguiente enlace.

Reseña de Ignacio Garrido Muñoz.